Los tipos de mezclas en la construcción

Las mezclas en la construcción es uno de los procesos más importantes, ya que de ella depende la resistencia, la durabilidad y la calidad de las estructuras. Existen varios tipos de mezclas que se utilizan en la construcción, y cada una de ellas tiene propiedades específicas que las hacen adecuadas para diferentes aplicaciones.

A continuación, se presentan los tipos de mezclas más comunes que se utilizan en la construcción:

  1. Mezcla de concreto: es una mezcla de cemento, arena, grava y agua que se utiliza para construir elementos estructurales como columnas, vigas, losas y cimentaciones. La proporción de los materiales depende de las necesidades específicas de la construcción.
  2. Mezcla de mortero: es una mezcla de cemento, arena y agua que se utiliza para pegar ladrillos, bloques, piedras y otros materiales de construcción. El mortero también se utiliza para nivelar y alisar superficies.
  3. Mezcla de asfalto: es una mezcla de asfalto, agregado y otros materiales que se utiliza para pavimentar carreteras, calles y estacionamientos. La mezcla de asfalto proporciona una superficie lisa y resistente a la intemperie.
  4. Mezcla de yeso: es una mezcla de yeso y agua que se utiliza para revestir paredes y techos. La mezcla de yeso se aplica con una llana y se alisa para obtener una superficie uniforme.
  5. Mezcla de grava: es una mezcla de grava y cemento que se utiliza para construir muros de contención y otros elementos estructurales que requieren resistencia y estabilidad.
  6. Mezcla de adhesivo: es una mezcla de adhesivo y otros materiales que se utiliza para pegar azulejos, baldosas, mosaicos y otros revestimientos de paredes y suelos.
  7. Mezcla de estuco: es una mezcla de cemento, cal, arena y agua que se utiliza para revestir paredes exteriores e interiores. La mezcla de estuco proporciona una superficie resistente a la intemperie y a los impactos.

Es importante recordar que, para fijar baldosas, cerámicos o mosaicos, se necesitan adhesivos especiales, a menos que se quiera emplear una mezcla casera para replicar los métodos de antaño o utilizar los sobrantes de otra obra en vez de comprar una bolsa de adhesivo.

El agua debe ser agregada a la mezcla de acuerdo con las necesidades específicas del material, hasta alcanzar la plasticidad y manejabilidad adecuadas.

Sin embargo, es fundamental tener precaución al alterar las proporciones de la mezcla, puesto que un exceso de arena puede provocar la desintegración, mientras que una cantidad excesiva de cemento o cal puede generar fisuras. 

Con Brickaffix olvídate de todos estos problemas y usa una sola mezcla lista para aplicar sin tener que agregar absolutamente nada, con una excelente adherencia sobre elementos como acero, cerámica, madera, fibro-cemento, piedras naturales o artificiales, ladrillos de arcilla, bloques de concreto, placas prefabricadas de hormigón, bloquelón, tejas de barro, lagrimales, gres y enchapes.
¡Mándanos un mensaje en el siguiente link y te contestamos cualquier duda que tengas sobre Brickaffix!
https://brickaffix.mx/ventas-directas/

page1image49381792

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *